Códices Mexicanos. Artes del Libro Prehispánico

HISTORIA DEL DOCUMENTO


El Códice Mendocino o Mendoza recibe su nombre debido a que fue el primer virrey de la Nueva España, don Antonio de Mendoza, que desempeñó su cargo de 1535 a 1550, quien lo mandó hacer con el fin de enviar a Carlos V informes sobre los antiguos mexicanos. Es posible que las fuentes de información hayan sido varios códices originales que fueron copiados por los tiacuilos (pintores de códices) o que alguna de su s partes fuese obra original de los indios especialistas en esta actividad.

Sabemos que procede de la ciudad de Tenochtitlán, aunque no el año exacto de su elaboración. El conquistador Jerónimo López presentó al virrey de Mendoza un " Parecer" en el que cuenta haber visto en casa de un indio maestro de pintores llamado Francisco Gualpuyocualcatl un libro que había sido mandado hacer por el virrey; su descripción coincide exactamente con el contenido de nuestro códice. Sin embargo no existe la certeza de quién fue el autor por lo que  e le considera anónimo. Una vez qu` fue terminado, salió del puerto de Veracruz en 1549 hacia España. El barco en el que viajaba fue apresado por piratas franceses, quienes lo llevaron a su país. Ahí, el cosmógrafo del rey lo adquirió, y firmó en la parte superior izquierda de la primera lámina del códice, así como en la antepenúltima y última hoja en la que todavía hoy se puede leer "A: Thevet cosmographe" A su mue rte, el códice fue adquirido por Richard Hakiuyt, geógrafo y capellán de la embajada inglesa, quien lo llevó a Londres. Pas`ó por manos de diversos coleccionistas hasta que finalmente John Seiden al morir en 1654 lo heredó a la Biblioteca Bodiey de Oxford, Inglaterra, en donde se encuentra actualmente.


[Beginning of Document][Table of Contents][Index][Previous][Parent][Next]
Todos los derechos reservados, Copyright © The Medieval Miniaturæ Compendium, DGSCA/UNAM. 1997-1999.